Blog

¿Sabes cuál es el orden perfecto de aplicación de tus cremas?

Suero, tónico, exfoliante, crema, protector solar, contorno de ojos, limpiador… ¿cuántos productos de cuidado facial tienes en tu tocador? Seguro que muchos y que alguna vez te has preguntado si estás utilizándolos en el orden correcto. Te explicamos claramente cuáles deben ser los pasos en tu rutina de cuidado facial diaria.

Desmaquillador

Si vas maquillada, este debe ser tu primer escalón en tu rutina. Elige tu desmaquillador según tu tipo de piel, tu tipo de maquillaje, la zona y tus gustos sobre texturas.

Limpiador

La limpieza es la base de cualquier rutina facial. Con una mala limpieza no hay hidratante o base de maquillaje que valga. Has de realizarla mañana y noche independientemente de que te hayas maquillado, hayas salido de casa o no. Y aunque te dé pereza. Con los años, lo agradecerás. La piel se ensucia mucho por los agentes externos y por el propio exceso de sebo, y además con ella retiramos cualquier resto de desmaquillador. Elige tu limpiador acorde a tu tipo de piel.

Exfoliantes y mascarillas

Ambos son productos que no utilizamos todos los días, pero si los usas en tu rutina semanal, este es el lugar indicado para hacerlo. En el caso que vayas a aplicar los dos, el orden es este: primero el exfoliante y luego la mascarilla.

Tónico

Es el tercer paso y aunque a veces no le damos toda la importancia que debería, su papel es importante. Sirve para restablecer el ph de la piel tras la limpieza, refresca la piel, contrae los poros y la prepara para el siguiente paso.

Contorno de ojos

Como en el contorno del ojos no se suele aplicar ni suero, ni aceites, ni crema facial, nosotros recomendamos hacer este paso ahora. Así delimitamos la zona aplicando nuestro contorno y da tiempo a que se absorba bien antes de aplicar el maquillaje.

Aceite facial

No es un imprescindible, pero cada vez es más habitual encontrar aceites para el rostro. Como suelen actuar a nivel linfático en muchas ocasiones, lo ideal es aplicarlo antes del suero.

Suero

El suero o sérum se aplica siempre antes de la crema hidratante. Debido a su concentración de ingredientes y textura, penetra en capas más internas de la piel.

Crema hidratante

Junto con la limpieza, es un paso imprescindible. Aplica la crema hidratante tas el suero y no te olvides del cuello y del escote.

Protector solar

Si tu crema facial no tiene factor de protección solar, debes aplicar uno después de su aplicación. Algunos protectores solares unifican la textura de la piel y son perfectos como pre-base de maquillaje.

Evidentemente, no tienes por qué utilizar todos los productos de la lista, pero ya tienes una guía para aplicar los que desees en su perfecto orden. Recuerda que lo ideal es que al menos los pasos de limpiar, aplicación de suero e hidratación los efectúes también por la noche.